.
.

CIUDAD ROMANA DE SANTA CRIZ (SANTA CRIS)




Tipo de ruta: Circular.
Distancia: 8,900 Km.
Desnivel máximo: 85 metros.
Ascensión acumulada: 183 metros.


Ver Ciudad Romana de Santa Criz (Santa Cris) en un mapa más grande

Esta ruta lleva a Santa Criz o Santa Cris, que de las dos formas se denomina uno de los más importantes yacimientos arqueológicos que hay en Navarra. El cerro de Santa Criz, a dos kilómetros al sur del pueblo de Eslava, ya era un importante castro en la Edad del Hierro, con ciudadela y doble amurallamiento. Con la romanización de la zona, se convirtió en una de las principales ciudades romanas en el territorio que hoy ocupa la Comunidad Foral del Navarra.

En el centro del Val de Aibar y en zona de transición entre el Pirineo y el Valle del Ebro, la ciudad ocupaba un lugar estratégico. El altozano donde se sitúa el yacimiento arqueológico es hoy también una espléndida atalaya , con panorámicas que alcanzan el Pirineo y dominan todo el valle.
La ciudad romana se ha querido identificar con Nemanturissa, si bien esto no está aun confirmado. Junto con Pompaelo, Andelos, Cara (Santacara) y Cascantum, eran las ciudades romanas más importantes de Navarra.

La caminata parte de Eslava. Apenas tiene desnivel, sólo el ascenso al cerro donde está el yacimiento arqueológico.
No hace falta decir la responsabilidad que tenemos todos en preservar y cuidar los yacimientos arqueológicos que son la huella de nuestro pasado. Debemos comportarnos con el mayor respeto y cuidado y, más que nunca, no dejar constancia de nuestra visita.

(Km. 0,00) El coche se puede dejar en la misma calle que atraviesa la población, cerca de la iglesia. Desde aquí hay que buscar la parte más baja del pueblo, donde nace la pista que en dirección sur va a llevarnos al yacimiento arqueológico. A los pocos metros pasamos junto a una fuente.

(Km. 0,350) Bifurcación. Desvío a la derecha por la pista asfaltada para llegar a…

(Km. 0,500) … La Torre de Aldunate, escultura de vidrio y acero corten que representa una torre y que está en el área recreativa junto a la carretera. Desde aquí se tiene una buena vista de Eslava.
Hay que cruzar con cuidado y seguir la pista de tierra que nace al otro lado de la carretera enfrente del la Torre de Aldunate.



(Km. 0,650) Seguimos por la pista principal ignorando la que sale a la derecha.

(Km. 0,750) Unos metros más adelante sale una pista a la izquierda, que vuelve al pueblo. Nosotros seguimos por la pista principal, a la derecha.

(Km. 0,925) Nuevo cruce. Seguimos por la derecha. Sólo una veintena de metros más adelante nueva bifurcación y de nuevo tomamos a la derecha.

(Km. 1,00) Unos pocos metros más adelante desvío a la izquierda, por la pista principal.

(Km. 1,600) Desvío a la derecha, por la pista principal.

(Km. 2,00) Llegamos a un arroyo. Lo atravesamos por un puente de hierro. Este arroyo era una de las fuentes de donde los pobladores de Santa Criz obtenían el agua.

(Km. 2,600) Ya estamos junto al cerro de Santa Criz, pero la subida más cómoda se realiza por la vertiente norte. El camino empieza a bordear el cerro por su vertiente oeste. A 600 metros del puente tomamos el desvío a la izquierda para empezar el ascenso al yacimiento arqueológico. Un cartel nos indica que nos hallamos en zona arqueológica que, por supuesto, tenemos que respetar.

(Km. 2,800) Llegamos a la muralla construida en piedra. Esta muralla es protohistórica, anterior a los romanos. Son restos del recinto del oppidum, o poblado fortificado de la Edad del Hierro que precedió a la ciudad romana. Pero la defensa no solo era la muralla artificial. A la izquierda se aprecia cómo ha sido tallada la caliza del cerro para mejorar la defensa natural, creando un paredón de más de 10 metros de altura.



(Km. 2,950) Llegamos a lo alto del cerro y ahí encontramos los restos de parte del foro o plaza principal del poblado romano que la excavación arqueológica sacó a la luz. Las basas, fustes, columnas y pilares nos hablan de una ciudad importante y de edificios monumentales. Teniendo en cuenta que lo excavado es una parte mínima de la ciudad romana, podemos imaginarnos lo que queda por descubrir. Seguro que el poblado de Santa Criz, la que se cree la antigua Nemanturisa romana, tiene todavía muchas sorpresas por ofrecer.





A sólo 40 metros de los restos del foro están los restos de la torre de vigilancia medieval. Después merece la pena acercarse a lo más alto del cerro. Aquí se establecieron los primeros pobladores en la Edad del Hierro. Debió ser el poblado protohistórico más importante de la zona, dominando buena parte del terreno que se divisa desde esta altura. El poblado de Eslava se ve pequeño en el fondo del valle. Cierra el horizonte la sierra de Leire. En días claros se ven los altos pirineos nevados de Huesca. En lo alto del cerro, en la vertiente norte, también podemos ver un muro de un edificio prerromano en una de las catas arqueológicas que se hicieron en lo alto del monte.



(Km. 3,800) El castro prerromano en su periodo de máxima extensión y la ciudad romana, ocuparon la totalidad del cerro de Santa Criz. Tras visitar la cima oeste, donde estaba la ciudadela prerromana, podemos recorrer el cerro hasta su cima este. Desde ella apreciamos muy bien, 150 metros al sur, en el valle, la excavación arqueológica de los tres mausoleos que aparecieron en la necrópolis romana. Para verlos descendemos con cuidado salvando la muralla natural, también en este sector en parte tallada a pico para hacerla más inaccesible.



(Km. 4,100) En el valle, frente a la vertiente sur de la ciudad romana, se halló la necrópolis de la ciudad. Lo más importante fueron los tres mausoleos de planta rectangular encontrados. Uno de ellos destaca por la talla de cantería de las piedras que se conservan in situ. En Navarra solo se han encontrado dos necrópolis de incineración romana, una en Iturissa, cerca de Espinal, en plena montaña, y la otra aquí. Los mausoleos de la necrópolis de Santa Criz son los restos de arquitectura funeraria más importantes encontrados en la Comunidad Foral hasta el momento.





(Km. 4,600) Para volver vamos bordeando los campos de labranza pegados a la ladera norte de Santa Criz hasta volver a enlazar con el camino que nos trajo al yacimiento arqueológico.

(Km. 5,00) Para no repetir el camino de vuelta al volver a cruzar el puente de hierro tomamos la pista de la derecha, la que rodea el cerro de Santa Criz por el norte.

(Km. 6,400) La pista enlaza con otra. Tomamos a la izquierda.

(Km. 6, 600) La pista principal gira a la derecha. Hay que abandonarla y seguir la pista de tierra en peor estado que sigue de frente en ascenso.

(Km. 7,150) Llegamos a otra pista. Desvío a la derecha.

(Km. 7,900) Entre campos y frutales y con vistas de Eslava enlazamos con la pista en la que empezamos la caminata. Tiramos a la derecha.

(Km. 8,300) Llegamos de nuevo al área de descanso. Cruzamos otra vez la carretera. Sólo quedan unos centenares de metros para llegar a…

(Km. 8,900) …Eslava. Merece la pena visitar la Iglesia y la Ermita que está en lo alto del cerro donde se levanta el pueblo. Fin de la ruta.

Track y waypoints de la ruta en este link.

Si has visitado esta página es que te gusta la arqueología. Prueba a visitar mi blog de rutas arqueológicas por Alicante:
http://arqueologiaalicante.blogspot.com

Si buscas más rutas por Navarra, prueba a visitar mi blog de senderismo y montaña:
http://senderismonavarra.blogspot.com


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda de rutas

Datos personales

Mi foto
Historiador y guía turístico. Autor de "Guía arqueológica de Navarra", "8 planes originales para conocer Navarra" y coautor de "Cuando las cosas hablan". Colaborador de las revistas "Conocer Navarra" y "Pyrenaica". Youtuber con más de 1.000 vídeos de contenido cultural. He publicado más de 300 rutas senderistas en la red con más de 2.700 kilómetros de recorridos.