.
.

MINAS ROMANAS DE LANTZ




Tipo de ruta: Ida y vuelta.
Distancia: 5,650 Km.
Desnivel máximo: 204 metros.
Ascensión acumulada: 211 metros.


Ver Minas romanas de Lantz en un mapa más grande

Las minas de Lanz son el mejor ejemplo de minería romana que tenemos en Navarra. Son una serie de cuevas naturales que han sido ampliadas con galerías artificiales que fueron abiertas para aprovechar las vetas de mineral.
Se encuentran en la ladera norte del monte Ayerdi, a 2,5 kilómetros de Lanz.
Esta ruta lleva a tres de las minas, entre ellas la más importante, la conocida como Ayerdi IV.

(Km. 0,00) Desde Pamplona hay que coger la N-121A en dirección a Francia. Tras pasar Olagüe hay que desviarse a la derecha por la NA-2523 hasta Lantz. Se cree que esta localidad tiene su origen en el poblado minero romano que atendía la explotación minera. El coche se puede dejar junto a la iglesia.



(Km. 0,200) Hay que seguir la calle principal en dirección noreste hasta la salida del pueblo por una pista agraria.

(Km. 0,700) Cruce. Seguimos la pista principal, a la derecha.

(Km. 1,00) Pasamos sobre un primer puente.

(Km.1,100) Cien metros más adelante del puente llegamos a un cruce. Seguimos por la izquierda.

(Km. 1,300) Segundo puente.

(Km. 1,700) La pista gira en dirección noroeste cerca de una borda. Nosotros tenemos que seguir hacia el noreste. Por eso, aquí hay que estar atento para no seguir la pista principal. Hay que desviarse a la derecha cruzando el arroyo (puede estar seco en verano) para coger el camino que pasa junto a la borda cercana. Además de vacas es habitual ver cerdos sueltos en los terrenos de la granja.

(Km. 2,200) El camino toma poco más adelante dirección este. Llegamos a un puente peatonal que se encuentra justo en la unión de dos arroyos.



(Km. 2,400) A sólo doscientos metros del último puente hay que estar atentos para salirnos de la pista principal por la derecha por un camino que en descenso lleva hasta el cauce del arroyo Txorrostarriko.

(Km. 2,600) Llegados al arroyo hay que cruzarlo con cuidado de no resbalar sobre las piedras. Ya estamos en la zona minera aunque hoy el bosque de hayas ha acallado el ruido de los mazos y las piquetas sobre la roca. A poco más de una decena de metros hacia el oeste del vado donde se cruza el río y a cinco metros de altura sobre el cauce esta la cueva Ayerdi II, también explotada en la antigüedad. Su entrada es de forma cuadrangular y pequeña, de algo más de un metro de lado. Se puede penetrar en ella unos metros. Muy cerca de la entrada, a la izquierda, hay una galería artificial estrecha y de forma elipsoidal.



(Km. 2,700) A sólo 100 metros al sur, pero superando el fuerte desnivel de la ladera, se llega a la cueva de Basajaun Etxea (casa del Basajaun). El Basajaun es el señor del bosque en la mitología vasca. La cueva también fue utilizada para extraer metal, pero su valor principal son sus bellas formaciones calcáreas. Está declarada reserva natural. Es el espacio protegido más pequeño de la Comunidad Foral. Para protegerla se ha cerrado. Esta tan fuertemente protegida que es seguro que el Basajaun no podrá salir a asustarnos. Desde la cueva del Basajaun, hacia el oeste, a sólo 100 metros, está el escarpe donde está la gran cueva minera Ayerdi IV.



(Km. 2,800) Ayerdi IV. Tiene una gran boca de entrada de 15 metros de ancho por unos cuatro metros de alto orientada hacia el noreste. Su acceso es en fuerte descenso. A pocos metros de la entrada, en el techo de la cueva, se ve el comienzo de la primera galería artificial de explotación. Al fondo de la cueva se abren más galerías mineras que se extienden 200 metros en varios niveles. Recomiendo que no se acceda a estas galerías para evitar accidentes a no ser que se tengan conocimientos y equipo de espeleología. El trabajo en estas galerías tan estrechas debió ser sumamente penoso.




(Km. 5,600) Tras habernos sumergido en las profundidades de la tierra toca volver a Lanz por el camino que, cansados y rotos, seguirían los trabajadores de la mina hace 2.000 años. Hoy el trabajo y el sufrimiento de estos mineros ha sido sustituido por un bello paisaje de arroyos y hayas. Queda el misterio que siempre tienen las cuevas con la invitación callada que hacen a entrar en ellas y sumergirse ese mundo subterráneo tan especial.


Si buscas más rutas por Navarra, prueba a visitar mi blog de senderismo y montaña:
http://senderismonavarra.blogspot.com

Si has visitado esta página es que te gusta la arqueología. Prueba a visitar mi blog de rutas arqueológicas por Alicante:
http://arqueologiaalicante.blogspot.com

1 comentario:

  1. Una preciosidad de ruta aq no hemos podido llegar al final. Íbamos con dos niñas y había mucho barro y caudal. Hay una zona con piedras redondas con musgo que a mis hijas les recordó a los trolls de la película de frozen ;). En verano repetimos y llegamos hasta las cuevas. Me encantan tus rutas.

    ResponderEliminar

Búsqueda de rutas