9 de noviembre de 2019

OPPIDUM DE SAN CRISTÓBAL Guirguillano

Oppidum de San Cristóbal desde el norte



El oppidum de San Cristóbal está en el Alto de Guirguillano, que se encuentra en la carretera que lleva de Garísoain a Guirguillano. La carretera pasa junto a la ladera norte del castro. Allí podemos dejar el coche.

Este gran castro toma el nombre de la moderna ermita de San Cristóbal que se encuentra en su cima. Se cree que era el castro que dominaba las tierras del valle de Guesálaz en los siglos IV-III a.C. Este control territorial se completaba con un gran dominio visual del entorno.

Ermita de San Cristóbal


Ocupa una superficie de 15.000 m², siendo por tanto de los de mayor extensión de Navarra.
El cerro donde se levanta el oppidum está modificado artificialmente. Por una parte en su parte superior se ha amesetado para crear un espacio adecuado para levantar las viviendas que aquí hubieron.
Por otra parte podemos ver los terraplenes artificiales que se disponen en las laderas. Eran parte del aparato defensivo del castro. 

Terraplenes defensivos de la ladera este del castro de San Cristóbal


Estos terraplenes se completaban con una muralla de sillarejo que perimetraba el recinto de habitación y de la que todavía se puede apreciar algún tramo.
Sillares de la muralla


En la parte sur hubo un foso que actualmente está colmatado por un campo de cultivo.

Terraplén sur y foso colmatado por campo de cultivo. Al fondo el embalse de Alloz

En el oppidum de San Cristóbal se encontró cerámica manufacturada de la I Edad del Hierro y celtibérica de la II Edad del Hierro. Esto nos informa de que el lugar estuvo ocupado durante un periodo de varios siglos en el primer milenio a.C. También se encontraron molinos barquiformes para moler el cereal. Era el principal producto alimenticio de los habitantes del oppidum.
Este castro “formaba parte de los asentamientos de primer orden que ejercieron un control territorial sobrel el territorio actual de Navarra” (Javier Armendáriz).
En la visita podemos recorrer el campo donde estuvo el foso, los terraplenes defensivos que creaban rampas para acceder a la parte superior del castro y también veremos algún resto de muralla en las cercanías de la ermita. Y, por supuesto, disfrutaremos de las panorámicas de los valles de Guesálaz y Yerri, de los montes que los rodean y del pantano de Alloz.


Una calzada antigua pasa junto a la ladera este del castro. Algunos autores la identifican como una calzada romana. Se conserva en buen estado, sobre todo en el tramo que desde la carretera se desciende hacia el norte en dirección a Muzqui.

Calzada antigua. Al fondo el oppidum de San Cristóbal

Seguramente esta calzada sigue un camino mucho más antiguo que atravesaba el valle. El castro de San Cristóbal controlaba esta vía que ademas servía para comunicar de manera eficiente al oppidum de San Cristobal con las tierras que dominaba en estos valles.
Cerca, a menos de tres kilómetros, se encuentra el santuario protohistórico de San Quiriaco, lugar sagrado en la Edad del Hierro que luego fue cristianizado con una ermita. Puede ser que el santuario estuviera vinculado al oppidum de San Cristóbal. En este enlace tienes más información:

- Santuario protohistorico de la ermita de San Quiriaco.

Aunque el coche se puede dejar junto al castro, también podemos optar por hacer una interesante ruta desde Garísoain que nos va a acercar al castro y a la calzada antigua recorriendo un bosque y visitando la fuente de las brujas. Aquí tienes el enlace de la ruta:

- Ruta Garísoain - oppidum de San Cristóbal

Localización del oppidum de San Cristóbal:
Coordenadas GPS: ETRS 30T  x=590776  y=4730491


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda de rutas

Datos personales

Mi foto
Historiador y guía turístico. Autor de "Guía arqueológica de Navarra", "8 planes originales para conocer Navarra", "Tesoros del arte y de la historia de Navarra", "Pueblos guerreros de Navarra" y coautor de "Cuando las cosas hablan". Colaborador de las revistas "Conocer Navarra" y "Pyrenaica". Youtuber con más de 1.400 vídeos de contenido cultural. He publicado más de 300 rutas senderistas en la red con más de 2.700 kilómetros de recorridos.