.
.

CUEVA DE HARPEKO SAINDUA – MEGALITOS DE ARTZAMENDI – PEÑAS DE ITSUSI

Ir a mapa de yacimientos

Cueva de Harpeko saindua

Mapa Harpeko Saindua
 
 


Ver CUEVA DE HARPEKO SAINDUA en un mapa más grande


Tipo de ruta: Circular.
Distancia: 23,400 Km.
Desnivel máximo: 834 metros.
Ascensión acumulada: 1820 metros.
 
Ruta larga y completa,en la que se superan los 20 km de caminata, pero en la que disfrutaremos de grandes atractivos, como la cueva de Harpeko saindua, las impresionantes peñas de Itsusi, conoceremos varios megalitos entre los que destaca el gran menhir de Artzamendi y ascenderemos a las cumbres de Artzamendi y Eguzkimendi, desde las que tendremos excelentes panorámicas.
(Km. 0,00) Dejamos el coche en la primera entrada al pueblo francés de Bidarrai. Aparcamos junto al río La Nive, junto al hotel Noblia. Cruzamos la vía del tren por el paso peatonal. Atravesamos el río por el bonito puente de piedra.
 
Puente de piedra en La Nive - Bidarrai
 
(Km. 0,300) Tras pasar el río La Nive seguimos por la derecha. Poco más adelante dejamos un puente de moderno también a la derecha. Continuamos por la calle, siguiendo las indicaciones en dirección a la Itsasu, por la D 349.
(Km. 0,500) Cruzamos un nuevo puente sobre el río, en este caso el Baztán que poco más adelante desemboca en La Nive.
 
Puente sobre río Baztán - Bidarrai
 
Continuamos por esta estrecha carretera que va pasando entre bonitas casas de campo al tiempo que vamos remontando el río.
(Km. 0,750) 250 metros más adelante dejamos la D 349 para continuar recto, siempre siguiendo el río.
El recorrido es muy agradable, con pequeñas casas de campo, con abundante y variada vegetación y multitud de pájaros que amenizarán con sus cantos el comienzo de la caminata.
Dejamos atrás las últimas casas del pueblo y continuamos por esta carretera muy poco transitada siguiendo siempre el río.
(Km. 1,970) Cruzamos otro bonito puente de donde el valle hace un estrechamiento.
Nada más cruzar el puente, la pista asciende y enseguida vemos las primeras marcas rojas y blancas del GR 10, el sendero de gran recorrido pirenaico que va por la vertiente francesa. A la izquierda, vemos un sendero de piedras que cogeremos a la vuelta para finalizar la ruta. Pero ahora continuamos por la carretera.
La caminata junto al río se convierte en un agradable paseo. Nos acompaña el rumor relajante del agua que se escurre entre las rocas del cauce. Las riberas parecen un jardín botánico, con castaños, robles, sauces, avellanos, tilos y helechos.
(Km. 2,200) Bifurcación. Seguimos con la derecha, por la pista que sigue el río.
(Km. 3,630) Pasamos junto un fácil acceso a una poza del río. Si hace calor y no se teme el agua fría, este es un buen lugar para pegarse un chapuzón.
 
Rio Baztan - ruta cueva Harpeko saindua
 
(Km. 4,120) Cruzamos un nuevo puente sobre el río. A partir de ese puente comenzamos a ascender.
(Km. 5,170) Junto a un poste de transformador de alta tensión, la pista da un giro de 180° a la derecha y zigzaguea hasta llegar a su final, junto una casa de campo. Pocos metros antes de la casa, a la derecha continúa el sendero GR 10. Abandonamos el asfalto y empezamos a ascender por este camino pedregoso. Para los que quieran ahorrarse de unos kilómetros de caminata hay la posibilidad de llegar con el coche hasta aquí, si bien se perderán el magnífico y cómodo paseo junto al río.
Según subimos dejamos el bosque abajo, junto al río, y se abren ante nuestros ojos buenas panorámicas del Irubelakaskoa, también conocido como Alkaxuri y del Gorramendi, con una antena repetidora cerca de su cima.
 
Aldaxuri - Bidarrai
 
(Km. 5,700) Seguimos el GR 10 y llegamos sin pérdida a la cueva de Harpeko saindua. La cueva es pequeña. Su entrada tiene forma triangular, con 4 m y medio de ancho por 4 de alto. El vestíbulo tiene poco más de 3 m de profundidad. Vemos allí una pequeña virgen y una cruz de hierro que indican que estamos en un lugar muy especial, objeto de visita y devoción.
 
Cueva de Harpeko saindua (2)

A la izquierda se abre una corta galería de 1,30 m. de ancho con entrada también triangular. A pocos metros, al final de esta galería, se encuentra el pequeño pilar estalagmítico, que es el origen de la devoción del lugar. Se ha identificado como la representación de una santa sin nombre pero a la que se atribuyen poderes curativos. Dicen que el agua que resbala sobre la formación pétrea es especialmente sanadora sobre las enfermedades relacionadas con la piel. No se sabe a ciencia cierta el origen de esta devoción, pero yo me atrevería a opinar sobre su origen prehistórico. A ello me lleva la forma triangular de la entrada y de la galería, que habitualmente se ha relacionado con el sexo femenino. La forma fálica de la columna de piedra objeto de adoración es evidente. Todo esto me hace pensar en los santuarios dedicados a la fertilidad ubicados en cuevas que se extienden por toda la geografía peninsular. La cueva me recuerda a otras dos cuevas santuario que conocí en Alicante y que se puede consultar en mi página de rutas arqueológicas por esa provincia: la cueva de los pilares, y la Cova Pinta, esta segunda también con entrada triangular. Creo que la devoción actual de la cueva de Harpeko saindua es una cristianización de un antiguo culto pagano.
 
Entrada a la galeria de la santa - Cueva de Harpeko saindua Estalagmita sagrada de la cueva de Harpeko saindua
 
Tras visitar este interesante santuario, continuamos nuestra caminata por el GR 10. El sendero va a media ladera ofreciendo bellas vistas sobre el valle.
(Km. 6,716) Seguimos por el sendero siempre teniendo como referencia las marcas rojas y blancas paralelas del sendero de gran recorrido. El camino cada vez se vuelve más empinado. Atravesamos una zona pedregosa hasta llegar a una bifurcación de senderos. Seguimos por la derecha, en ascenso. El camino de la izquierda lleva a las peñas de Itsusi, pero nosotros primero vamos a ganar el cordal para ascender a las dos cumbres que van a ser los lugares más elevados de la caminata.
(Km. 6,890) Llegamos al cordal, zona de pastos donde es habitual ver caballos. Un poste indicativo nos señala las diferentes direcciones. Cerca hay una borda que eventualmente puede servir para refugio. Pero nosotros no vamos hacia la borda. Hay que seguir en sentido contrario, hacia la izquierda. Desde aquí ya vemos nuestro primer objetivo. El Artzamendi, coronado por un radar.
 
Vista de Artzamendi desde el collado

A la izquierda vemos otra cima, el Eguzkimendi, al que también ascenderemos. Tenemos que ir siguiendo el cordal hacia el collado que separa las dos alturas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Búsqueda de rutas