.
.

MUSEO Y YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE AMBRONA - Soria



El yacimiento arqueológico y paleontológico de Ambrona es uno de los yacimientos de la Prehistoria más importantes de la Península Ibérica. Se encuentra en el sureste de la provincia de Soria, a kilómetro y medio del pequeño pueblo de Ambrona que a su vez se encuentra cerca de la conocida localidad de Medinaceli.

En el yacimiento de Ambrona se encontró a finales del siglo XIX un cementerio de grandes elefantes antiguos (Palaeoloxodon antiquus), un enorme animal que podía llegar a medir 4 metros y medio de altura y pesar 8 toneladas de peso. También se encontraron restos de otros animales (ciervo, uro, caballo, rinoceronte, etc), pero el predominio de los elefantes, con restos de casi medio centenar de ejemplares hace a este yacimiento único. Estos animales murieron hace 400.000 años y su carne aprovechada por el hombre prehistórico que en ese momento ocupaba estas tierras, el Homo heidelbergensis, el mismo que habitó el famoso yacimiento de Atapuerca.
El yacimiento de Ambrona está perfectamente indicado en la carretera, y consta de tres unidades divulgativas. Por una parte un pequeño museo donde podemos ver huesos de elefantes antiguos y de otros animales que aquí fueron encontrados, además de una muestra de las herramientas líticas que usaron los cazadores prehistóricos para despedazar a los animals. Cerca del museo también encontramos una espectacular reproducción a tamaño real de un elefante antiguo, uno de esos gigantes que habitaron estas tierras en el Paleolítico inferior. 
Museo de Ambrona
Y la parte más interesante del yacimiento, lo que lo hace realmente único, es la conservación in situ de los restos de los elefantes tal como se encontraron en el yacimiento. Fue un gran acierto conservar parte de los de los hallazgos en el mismo lugar en que se hallaron y así dar un valor patrimonial singular al lugar. 
Huesos de elefante antiguo en Ambrona
¿Cómo se formó este cementerio de elefantes? Recuerdo que mi padre me llevó hace años a visitar el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid. Lo que más llamó la atención al chaval que era yo entonces, fue una maqueta que representaba la caza de esos grandes elefantes en Ambrona. En la maqueta se veía como los hombres prehistóricos llevaban hasta una zona enlodada a los elefantes, azuzándoles con largas lanzas y con antorchas encendidas. Una vez dificultada su movilidad al quedar atrapados en el barro los cazadores daban fin a sus presas a lanzazos y pedradas. La maqueta ya no está expuesta en el Museo Arqueológico Nacional. Quizás se deba a que la teoría más seguida actualmente no es la de la caza de los grandes herbívoros por parte del hombre. Ahora se piensa que el cementerio de elefantes se formó tras la desecación de la pequeña laguna que existía en el lugar. En las épocas de sequía, la laguna se secaba produciendo la mortandad entre los elefantes que allí acudían a beber. Luego serían carroña aprovechada por el Homo heidelbergensis. 
Herramientas líticas usadas por el hombre prehistórico en Ambrona
Cazados o como carroña los elefantes abastecieron de carne en abundancia a los hombres prehistóricos de la zona. Hoy, ante la vista de los grandes colmillos de 400.000 años de antigüedad y ante la visión de la gran reproducción del elefante antiguo, en estas soledades de Soria, no es difícil sentirse un poco más cerca de esos titubeantes inicios de la raza humana donde la supervivencia de un ser mucho más débil y pequeño que estos todopoderosos herbívoros, pudo producirse gracias a la adaptación y a la inteligencia, capacidades que de alguna manera nos han llevado a ser lo que hoy somos.
Podemos completar la excursión a Ambrona visitando la reproducción del túmulo prehistórico de la Peña de la Abuela, un curioso enterramiento donde se usó el fuego para sellar la tumba. En este enlace tienes un artículo y un vídeo sobre la Peña de la Abuela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda de rutas

Datos personales

Mi foto
Historiador y guía turístico. Autor de "Guía arqueológica de Navarra", "8 planes originales para conocer Navarra" y coautor de "Cuando las cosas hablan". Colaborador de las revistas "Conocer Navarra" y "Pyrenaica". Youtuber con más de 1.000 vídeos de contenido cultural. He publicado más de 300 rutas senderistas en la red con más de 2.700 kilómetros de recorridos.