2 de agosto de 2021

PRESA ROMANA DE MUES


A poco más de medio kilómetro de la población navarra de Mues, muy cerca de la carretera NA-129, se descubrió en 2018 una presa romana en un excelente estado de conservación. Fue casualidad. El descubrimiento se produjo cuando se hacían unas obras para colocar una arqueta de distribución de agua, que, por cierto, se acabó de instalar en el lugar cuando lo más lógico hubiera sido que la hubieran desplazado a un lugar más alejado de la presa romana.



Y es que la presa romana de Mues tiene un alto valor patrimonial. Es una de las presas mejor conservadas de España. Esto es así porque muchas de las otra presas romanas que integran el patrimonio arqueológico fueron restauradas y modificadas en siglos posteriores para que continuaran dando servicio. En cambio, la presa de Mues se abandonó en tiempos romanos, por lo que ha quedado tal y como la construyeron hace 2.000 años.


La presa fue construida en el siglo I d.C. Mide cincuenta metros de largo, más de dos de grosor y tiene cinco metros de profundidad.

La presa romana de Mues represaba las aguas del río Odrón. Parece ser que formaba parte del sistema hidraúlico que abastecía a la importante ciudad romana de Calahorra. Es muy probable que la presa romana de Mues fuera abandonada en el siglo II d.C. cuando la ciudad de Calahorra empezó su decadencia.



La conservación de la presa es extraordinaria. Eso se debe, en buena parte, a su sólida construcción. Impresiona ver como trabajaban los romanos las obras públicas. El corte y tallado de los grandes sillares es perfecto.


Otro detalle que incrementa la importancia de este yacimiento arqueológico es la conservación de la torre que regulaba el caudal de la presa. Es la mejor conservada que se ha encontrado hasta el momento. Conserva hasta la estructura de madera que abría y cerraba el flujo del agua.


El yacimiento todavía está en proceso de estudio y excavación. Esperemos, tal como en principio se ha planteado, que sea puesto en valor para la visita, acabando la excavación de la estructuras e instalando paneles informativos que posibiliten una mejor comprensión de la presa romana a los visitantes.

Si te quieres acercar a ella, aquí te dejo el mapa con la ubicación de la presa. 


La mejor manera de acceder al yacimiento arqueológico es aparcar en un aparcadero que se encuentra al otro lado de la carretera. Desde aquí cruzamos la carretera y cogemos una pista que, en menos de 100 metros, nos lleva hasta la presa romana.



Búsqueda de rutas