29 de marzo de 2022

CASTRO DE MURUMENDI - BURUMENDI desde Alloz.


En esta ruta vamos a acercarnos a conocer el castro de Murumendi - Burumendi. Está en lo más alto de un monte que se encuentra sobre el pantano de Alloz.

Actualmente el castro se encuentra en gran parte cubierto por arbolado, por lo que es difícil distinguir sus estructuras. Aún así todavía podremos ver restos de un tramo de las murallas que defendían este poblado fortificado de la Edad del Hierro. 

La ruta parte del pueblo de Alloz. En la parte de arriba del pueblo hay un alto donde hoy hay una nave ganadera. Desde este alto tendremos una buena panorámica del valle. Aunque el lugar no está catalogado como castro, me llamaron la atención varios tramos de muros, así como la posición estratégica del cerro, con un gran control visual del entorno.¿Puede que en este lugar existiera también un poblado antiguo? Imposible saberlo sin excavaciones arqueológicas.

Muros en el cerro de la parte alta de Alloz


Seguiremos una pista que pasa entre los montes de El Romeral y Txaparrandia hasta llegar a las inmediaciones del castro de Murumendi. Junto a la pista veremos el tramo de muralla que se conserva.

Tamo de la muralla del castro de Murumendi

Tras alcanzar la parte más alta del mismo, donde está la cima de tercera categoría de Burumendi, volveremos por un sendero con grandes panorámicas que enlaza con una pista que nos va a permitir acercarnos hasta las orillas del pantano de Alloz.

Pantano de Alloz

Regresaremos al pueblo por otra pista de tierra que pasa junto a un mirador.

Mirador

En este enlace tienes el mapa y el track de la ruta:

- Ruta Castro de Murumendi - pantano de Alloz.

Distancia: 6,9 km.
Desnivel máximo: 122 m.
Desnivel acumulado: 215 m.

La ruta es sencilla, con un desnivel muy asequible, por lo que es adecuada para cualquier tipo de senderista, incluidas familias con niños. En hacer la ruta tardaremos unas tres horas.

El castro de Murumendi es otro de los castros navarros que descubrió Javier Armendáriz Martija. Por las cerámicas encontradas, parece ser que fue habitado durante el final de la Edad del Bronce, la Edad del Hierro y también parece que hubo un pequeño poblado en la Edad Media. 

El castro tenía una posición estratégica, ya que el cerro donde se encuentra se levanta sobre la foz de Alloz. Ocupaba una superficie de 45.000 m². Tenía un sistema defensivo que se apoyaba en los escarpes naturales de la parte oriental y en las murallas que defendían su flanco occidental.

La vegetación lo cubre prácticamente en su totalidad, pero en los años ochenta del siglo XX se abrió una pista forestal que seccionó en un punto la muralla, por lo que se supo que esta tenía una anchura mínima de 1,5 metros. Actualmente se puede contemplar un tramo en la subida al castro. También podemos ver muchos majanos o acumulaciones de piedra que seguramente están formados por piedras de lo que fue la muralla y de las casas del poblado. 

Bibliografía:

Javier Armendáriz Martija: De aldeas a ciudades. El poblamiento durante el primer milenio a.C. en Navarra. Gobierno de Navarra, Departamento de Cultura y Turismo, Institución Príncipe de Viana, 2008. Trabajos de arqueología navarra. Monografías arqueológicas; 2.

julioasuncion@hotmail.com

Mapa de rutas arqueológicas

6 de febrero de 2022

ABRIGO DE LA PEÑA DEL CANTERO Valle de Etxauri

El abrigo de la Peña del Cantero se encuentra en un paraje espectacular. Se abre en los paredones rocosos de la sierra de Sarbil. Toma su nombre de la Peña del Cantero, una gran peña que se individualiza de la sierra y que cae hacia el valle de Etxauri. 

La Peña del Cantero es un lugar muy especial. Fue un lugar con una significación espiritual importante hace miles de años. Prueba de ello es la existencia en la parte alta de la peña del santuario de la Edad del Hierro de San Quiriaco. Puedes tener más información y el modo de llegar en este enlace.

- Santuario prehistórico de San Quiriaco

Pero no es solo es el santuario de San Quiriaco lo que confiere a la Peña del Cantero una significación especial. El Huso es un gran monolito natural que se alza junto a la Peña del Cantero. Desde determinada perspectiva tiene cierta forma de cara humana (ver enlace anterior). A unos metros de este gran monolito, en la pared de piedra, se abre el abrigo de la Peña del Cantero. 

El Huso desde el refugio

El abrigo de la Peña del Cantero es otro de los elementos que llevan a pensar que estamos en un lugar de importancia religiosa en la Prehistoria. En su interior se encontraron pinturas rupestres de estilo esquemático. Fueron dadas a conocer por Isaac Santesteban. Desgraciadamente, en el abrigo se construyó un refugio de montaña, lo que llevó a la desaparición de las pinturas. 

Interior del refugio de la Peña del Cantero

Estas representaban a una cabra, otra cuadrúpedo, seguramente también era una cabra, y a un antropomorfo. Afortunadamente tenemos los calcos que se hicieron en su día.

Pinturas rupestres desaparecidas.
Fuente: ver bibliografía al final del post

Aunque hoy no podemos ver estas pinturas, si podemos acceder al abrigo que, al fin y al cabo, forma parte del patrimonio prehistórico de Navarra.

El abrigo está en un lugar prácticamente inexpugnable. Parece mentira que hace miles de años los antiguos pobladores del Valle de Etxauri lo eligieran para realizar sus pinturas.

Hoy podemos acceder al abrigo mediante una escala metálica que permite acceder al refugio de montaña. Pare llegar hasta el abrigo de la Peña del Cantero, si seguimos la ruta que lleva al santuario de San Quiriaco,  tenemos que rodear por la derecha la base de El Huso. Un pequeño sendero nos lleva en un minuto a la base de la escala metálica. 

Escalera que permite acceder al abrigo de la Peña del Cantero

Desde el abrigo de la Peña del Cantero la vista es extraordinaria. Uno se puede sentir como uno de los grandes buitres que anidan en las paredes rocosas de la sierra de Sarbil. 

Y, desde el abrigo, la vista de El Huso también es espectacular. Estando en el abrigo, viendo ese monumento natural que es El Huso, no puedo dudar que la elección del abrigo de la Peña del Cantero tuvo que tener relación con el gran monolito. 

Es una pena que las pinturas hayan desaparecido. Afortunadamente, en otro abrigo cercano, este si que completamente inaccesible salvo por escaladores expertos, si se han conservado pinturas prehistóricas. En este caso son líneas y elementos geométricos. 

Esperemos que el ejemplo del abrigo de la Peña del Cantero, cuyo refugio de montaña nunca debió realizarse, sirva para sensibilizar más en la protección del arte rupestre. Es uno de los patrimonios más importantes y vulnerables de nuestros ancestros más lejanos. Un arte único e irrepetible.

Bibliografía:

Javier Nuin El arte esquemático en Val de Etxauri (Navarra). Nuevas aportaciones y valoración general. Revista Zephyrus, revista de Prehistoria y Arqueología. Vol. 41. Universidad de Salamanca 1988.

julioasuncion@hotmail.com

Mapa de rutas arqueológicas


5 de febrero de 2022

CASTRO DE KAZTELUZAR Iracheta

El castro de Kazteluzar, también llamado de Gazteluzar se encuentra en la cima de uno de los montes que se alzan sobre el pueblo de Iracheta, en la Valdorba. No es muy grande. Ocupa una superficie de 6.000 m². Fue habitado durante la Edad del Hierro, en el primer milenio a.C. 

El poblado estaba defendido por una muralla rodeada por un foso. Actualmente, aunque la vegetación cubre buena parte de las estructuras, es posible ver el foso. En algunos puntos presenta una anchura que supera los 10 metros y una profundidad de 3. 

Foso norte.

De la muralla que rodeaba el castro se aprecia el terraplén de tierra que ahora la cubre. En la parte sur del castro podemos ver una acumulación de piedras que es el derrumbe de la muralla.

En la parte norte, al otro lado del foso, se pueden apreciar un par de líneas de terraplenes. Seguramente eran parte de la defensa avanzada del poblado por el flanco que estaba más expuesto.

Derrumbe de la muralla sur

La cima del monte donde se ubica el castro de Kazteluzar está artificialmente amesetada para crear un espacio para ubicar las casas o cabañas del poblado.

El castro era parte del entramado que controlaba el camino que comunicaba las comarcas de Sangüesa con el valle del Cidacos.

Este castro fue descubierto por Javier Armendáriz Martija. 

Desde Iracheta se tarda poco más de media hora andando en llegar al castro de Kazteluzar. En este enlace tienes el track y el mapa de localización en Wikiloc, por si quieres visitarlo:

- Ruta castro Kazteluzar desde Iracheta.

En la visita podemos recorrer el foso norte, subir al terraplén de la muralla, atravesar el espacio donde en su día estuvieron las cabañas del poblado y llegar a la parte sur, donde veremos el derrumbe de la muralla y, de nuevo, el foso, que en esta parte tiene menor anchura. Otro de los atractivos de la visita son las pánorámicas que se tienen desde el entono del foso norte. En días claros se llega a ver el monte San Lorenzo, la cima más alta de La Rioja (2271 m).

Bibliografía:

Javier Armendáriz Martija: De aldeas a ciudades. El poblamiento durante el primer milenio a.C. en Navarra. Gobierno de Navarra, Departamento de Cultura y Turismo, Institución Príncipe de Viana, 2008. Trabajos de arqueología navarra. Monografías arqueológicas; 2.

julioasuncion@hotmail.com

Mapa de rutas arqueológicas


27 de enero de 2022

CASTRO DE MURILLO (Mués)

El castro de Murillo se encuentra en el cerro que domina el pueblo de Mués y que está en la parte más occidental de la sierra de San Gregorio. Está en una posición estratégica, ya que este cerro también cierra por el este el llamado Congosto de Mués, estrecha hoz formada en el relieve por el río Odrón. Este paso debió ser vía de  comunicación en la antigüedad. Hoy todavía lo atraviesa la carretera que comunica la zona de Los Arcos con el valle de la Berrueza. 

En este enlace tienes el track y el mapa de la ruta si quieres visitar el castro:

- Ruta Castro de Murillo de Mués

Este castro es uno más de los descubiertos por Javier Armendáriz Martija. Tiene una superficie total de 30.200 m², con un recinto principal de 9.200 m².

La cumbre del cerro está artificialmente amesetada. Allí, donde hoy hay plantados frutales, en su día estuvieron las casas o cabañas del poblado de la Edad del Hierro. 

Parte superior del cerro. Aquí estaban las viviendas

El castro todavía conserva algunas estructuras arquitectónicas. Así, podemos ver varias líneas de murallas, que en algunos casos fueron reutilizadas posteriormente como bancales agrícolas. 

Muralla
Además, en el flanco norte y oeste se aprecian perfectamente varios terraplenes defensivos. 

En el flanco sur, por donde se accede al castro desde Mués, podemos ver varias líneas de terraplenes y murallas que funcionaban como defensas avanzadas del castro. 

Terraplén en el flanco norte del castro

En la prospección del yacimiento arqueológico se encontraron fragmentos de cerámica hecha a mano y también a torno celtibéricas.También se encontraron varios molinos de mano de tipo barquiforme.

Según Armendáriz, el castro de Murillo de Mués debió ser un castro importante dentro del entramado de más de dos centenares de castros documentados en Navarra. A pesar de que la explotación agrícola del monte donde se encuentra ha destruido buena parte de sus estructuras, todavía ha quedado huella del importante entramado defensivo que lo protegía, defensas que dejan ver la importancia que el lugar debió tener hace más de 2.000 años.

En sus momentos más antiguos solo debió estar ocupada la plataforma superior. Durante el Hierro Medio, seguramente debido al aumento de la población, se aterrazaron varios niveles del flanco sur para habilitarlos como lugar donde levantar nuevas casas. Estas terrazas avanzadas fueron protegidas también con terraplenes y murallas, de las que hoy todavía podemos ver algunos restos. 

Ladera sur donde se pueden ver los aterrazamientos

Por los restos encontrados, el castro estuvo habitado al menos desde el Hierro Antiguo, quizás desde el Bronce Final. Según Armendáriz el poblado debió ser abandonado antes del siglo II a.C. ya que no se ha encontrado materiales arqueológicos de esta época. 

Bibliografía:


Javier Armendáriz Martija: De aldeas a ciudades. El poblamiento durante el primer milenio a.C. en Navarra. Gobierno de Navarra, Departamento de Cultura y Turismo, Institución Príncipe de Viana, 2008. Trabajos de arqueología navarra. Monografías arqueológicas; 2.

julioasuncion@hotmail.com

Mapa de rutas arqueológicas

Búsqueda de rutas