31 de marzo de 2019

RUTA TAFALLA - CASTRO VALMEDIANO

Castro de Valmediano

- Castro Valmediano

En esta ruta partiremos de la plaza de Toros de Tafalla. Desde allí nos aproximaremos a los cerros de Valmediano atravesando tierras hoy cultivadas que en su día también tuvieron que ser explotadas por los habitantes del poblado de la Edad del Hierro. Una vez en el castro recorreremos sus dos recintos y los restos de las murallas que los protegieron. También atravesaremos el antiguo foso, hoy campo de cereal. Tras visitar el castro nos dirigiremos al punto más alto de los cerros de Valmediano. Allí hay un vértice geodésico. Volveremos a Tafalla atravesando de nuevo los campos de labor. Antes de llegar a Tafalla pasaremos junto a la ermita de San José, ermita del siglo XIX que se encuentra en una tranquila zona arbolada en las afueras de la localidad.

Distancia: 10,22 Km
Desnivel máximo: 57 m.
Desnivel acumulado: 120 m.


- Mapa y soporte gps de la ruta

Km 0,00.- Dejamos el coche en el parking de la Plaza de toros de Tafalla 30T x=609051 y=4708802. Cruzando la carretera encontramos un paso peatonal subterráneo que permite salvar las vías del tren. Tras salir del paso peatonal giraremos unos metros a la izquierda para tomar la calle Camino del Eskal 30T x=609118 y=4708743. Tenemos que continuar esta calle hasta su final pasando junto a varias fincas de campo. Todo este tramo es asfaltado.

Km 0,350.- Cruzamos una carretera con cuidado. A 80 metros hay una bifurcación 30T x=609352 y=4708530. Seguimos por la izquierda, por la pista asfaltada.


Km 0,850.-Acaba el asfalto a la altura de la autovía 30T  x=609774  y=4708535. Pasamos por debajo de la autovía y, nada más cruzarla, continuamos por la derecha siguiendo la pista de tierra que va paralela a la autovía.

Paso bajo la autovía


Km 1,635.- La pista asciende un poco y encontramos un cruce junto a una línea de arbolado de pinos. Seguimos por la izquierda alejándonos de la autovía 30T x=609699 y=4707862. Hemos cambiado la dirección. De ir hacia el sur ahora nos dirigimos hacia el este.
Si echamos la vista hacia atrás tenemos una buena vista de Tafalla. En el cerro arbolado que se ve sobre Tafalla también en su día hubo un castro de la Edad del Hierro del que hoy no queda nada salvo algunos restos del castillo medieval que también corono el cerro. 

Tafalla. Se puede ver el cerro arbolado donde también hubo un castro de la Edad del Hierro

Hacia el este podemos ver a lo lejos la iglesia fortaleza de Ujué que corona la sierra que marca la línea del horizonte.

Km 2,500.- Poco antes de llegar a un poste alta tensión encontramos una bifurcación 30T x=610520 y=4707562. Seguimos por la derecha y atravesamos el estrecho pinar para salir a una pista junto a los campos cultivados y viñedos. Seguimos hacia la izquierda seguimos en dirección este. El cerro que vemos delante de nosotros es donde se encuentra el castro del Valmediano. Hacia la derecha también tenemos vistas de Olite con la espigada torre de la iglesia de San Pedro y las torres de su castillo.

Km 3,215.- Cruce. Seguimos por la izquierda. A tan sólo 50 metros nuevo cruce. Seguimos por la derecha. A una veintena de metros, cerca de una torre de alta tensión, nace a la derecha un sendero que se dirige hacia el castro 30T x=611224 y=4707399.


Km 3,750.- Varios senderos nos permiten alcanzar la cima del cerro y llegar al castro. Uno de ellos rodea el cerro cerca por la parte superior de la vertiente norte 30T x=611309 y=4707155. Probablemente por aquí discurría el camino original de entrada al castro, cuya puerta estaría en su sector noroccidental 30T x=611246 y=4707125.

Terraplén y muralla norte del castro de Valmediano

Una vez en el castro nos será fácil distinguir los dos recintos, ya que se encuentran situados a diferentes alturas y están separados por los restos de una de las murallas. También se puede apreciar la muralla en buena parte del perímetro del recinto secundario. Podemos recorrer los dos recintos amurallados. Donde mejor se conservan las murallas es precisamente en la separación entre el el recinto principal y el recinto secundario 30T x=611286 y=4707074. Allí podemos ver un lienzo de muralla de varias decenas de metros de longitud.

Muralla del recinto principal del castro de Valmediano


En la parte más elevada del cerro vemos un gran derrumbe de piedras 30T x=611324 y=4707102. Cabe la posibilidad de que sea el derrumbe de una torre atalaya que coronara el castro.

Gran derrumbe de piedras en lo alto del castro

Otro elemento identificable es el foso 30T x=611373 y=4707140. Se encuentra en el flanco oriental del poblado. En parte está colmatado por el campo de cereal que hoy lo ocupa. Tiene algo menos de 20 metros de anchura.

Foso del Castro de Valmediano

Antes he mencionado que, según Armendariz, el acceso al interior de los dos recintos amurallados estaría en el sector noroeste del poblado. Allí, junto a la muralla, cerca de donde debió estar el acceso que comunicaba el recinto secundario con el principal, me llamó la atención un monolito de 2 x1,5x0,60 m. 30T x=611267 y=4707124. No hay en el resto del castro otra roca de tales dimensiones. Además, por su forma, parece trabajada artificialmente. Puede que sea un menhir que estuviera situado junto a la entrada del recinto principal. Consultando el catálogo de monumentos megalíticos no aparece ninguno en el castro de Valmediano. Procedo a la comunicación de este hallazgo para que miembros del grupo Hilharriak lo valoren para que confirmen o no la naturaleza de este monolito y, si lo estiman conveniente, lo añadan al catálogo.

Posible menhir en el castro de Valmediano

Desde el castro se tiene una gran visibilidad. La vista norte, desde la cual se vería perfectamente Tafalla, está un parte tapada por el pinar. Pero en cambio la vista hacia el sur es muy extensa. Queda en primer plano la ciudad de Olite y todos los campos hoy cultivados de cereal que ya lo debieron de estar, al menos en parte, por las gentes que habitaron este poblado vascón. La panorámica abarca buena parte de la Zona Media de Navarra y el corredor de comunicación que, desde hace milenios, comunica la zona sur de Navarra con la Cuenca de Pamplona y por donde hoy pasa la carretera nacional y la autovía.
Desde el poblado podemos acceder a lo más alto de este monte de Valmediano. Tan sólo unos metros de altura separan el vértice geodésico del cerro donde se encontraba el castro. Seguramente se utilizó la altura más occidental del monte para ubicar el castro, en vez de la cima del monte, debido a que el cerro del está en una posición extrema del monte, lo que le permite más visibilidad. Además, cuando lleguemos al vértice geodésico nos daremos cuenta que la defensa natural es menor, ya que la inclinación de las laderas es superior en el cerro donde se construyó el castro.

Km 5,380.- Tendremos que rodear hacia el este el campo de cultivo dónde se encuentra el foso para alcanzar una pista 30T x=611484 y=4707095. Continuaremos hacia la derecha siguiendo la pista. Pronto veremos el vértice geodésico. Poco más adelante, antes de que acabe la pista en un campo de cultivo, sale a la izquierda un sendero 30T x=611961 y=4706930 que nos llevará sin perdida hasta la cima 30T x=611874 y=4707012.
Vértice geodésico de Valmediano

Para volver desandamos camino hata llegar al cruce donde empezamos el ascenso al castro 30T x=611198 y=4707396. Podemos volver de nuevo por el pinar o podemos optar por girar hacia el norte para no repetir camino.

Km 6,960.- Llegamos a un cruce. Seguimos por la izquierda hacia unas casas que son en realidad una explotación agropecuaria. En el mapa viene denominada como caserío Fernández 30T x=610402 y=4708174 .

Km 8,900.- Dejamos atrás el caserío y continuaremos la pista hasta llegar a la carretera.

Km 9,380.- Giramos a la izquierda cruzamos el puente de la autovía y, poco más adelante cruzamos con cuidado la carretera para subir al cerro dónde está la ermita de San José, nuestro último punto de interés 30T  x=609573  y=4709040. La ermita fue construida en 1879 y construida a expensas de Javier Goldáraz Errazkin. Está en el medio de una zona arbolada. Es un buen lugar para tomar un último descanso en la ruta.

Ermita de San José


Km 9,490.- Dejamos la ermita. Poco más adelante, para no ir por la carretera, tomamos un desvío a la derecha, hacia el silo de Tafalla 30T x=609486 y=4708986.

Km 10,220.- Dejamos el silo a la izquierda y continuamos hasta la vía del tren. Seguimos junto a la vía del tren, que queda a nuestra derecha, hasta llegar al paso subterráneo que ya atravesamos en el inicio de la ruta y que nos lleva al aparcamiento de la Plaza de toros.

Bibliografía: 
Javier Armendáriz Martija: De aldeas a ciudades. El poblamiento durante el primer milenio a.C. en Navarra. Gobierno de Navarra, Departamento de Cultura y Turismo, Institución Príncipe de Viana, [2008], (Trabajos de arqueología navarra. Monografías arqueológicas; 2)

© Julio Asunción
Mapa de rutas arqueológicas

CASTRO VALMEDIANO Tafalla

El cerro donde se encuentra el Castro de Valmediano desde el oeste

El castro de Valmediano es otro de los poblados de la Edad del Hierro que han sido dados a conocer por Javier Armendáriz. Se encuentra una de las elevaciones de los montes de Valmediano, cerros que se encuentran a tres kilómetros al sureste de Tafalla.
El poblado protohistórico ocupa la cima y laderas de un cerro artificialmente aterrazado de 468 metros de altura. Tiene dos recintos, ambos protegidos por muralla de piedra arenisca local. Como no se han realizado excavaciones en el mismo no podemos saber a ciencia cierta cual era la utilización de cada uno de los recintos. Probablemente el superior fue la zona donde se ubicaban las casas y el inferior era utilizado como aprisco para el ganado. También cabe la posibilidad que el segundo recinto fuera una ampliación del primero ante el crecimiento del número de habitantes del poblado. En total los dos recintos suman 9.600 m². Tienen parecidas dimensiones. El recinto superior tiene 5.000 m² y el inferior 4.600 m².
Lo más interesante de este castro es la conservación de buena parte de sus murallas. Como el cerro donde se encuentra no tiene escarpes destacables por ninguno de sus flancos, las murallas rodeaban todo el perímetro para paliar esta escasez de defensas naturales.

Tramo de la muralla del recinto principal del castro de Valmediano

En el flanco este todavía queda la huella de un foso, hoy ocupado por un campo de cereal. Este foso separaba el cerro donde se encuentra el castro de la Edad del Hierro del resto del monte.
Como es habitual en estos poblados fortificados, el dominio visual del entorno y de las vías de comunicación era fundamental. Así, desde el castro de Valmediano se tiene un gran control visual sobre el valle del Cidacos, la Plana de Olite y el camino que lleva a superar la sierra de Ujué en dirección a Aragón.
Una cómoda ruta desde Tafalla nos permite visitar este castro vascón. En el siguiente enlace puedes acceder a la ruta paso a paso, al mapa y al track para gps.


Bibliografía: 
Javier Armendáriz Martija: De aldeas a ciudades. El poblamiento durante el primer milenio a.C. en Navarra. Gobierno de Navarra, Departamento de Cultura y Turismo, Institución Príncipe de Viana, [2008], (Trabajos de arqueología navarra. Monografías arqueológicas; 2)

© Julio Asunción

28 de marzo de 2019

RUTA MEGALÍTICA ENTRE TAFALLA Y LARRAGA 1/2

La cista del corral de las cabras. Al fondo Larraga y el Montejurra

En esta ruta vamos a hacer un recorrido megalítico por los alrededores de la carretera NA-132, en el tramo que une Tafalla con Larraga. Entre campos cultivados y pequeños cerros conoceremos dos menhires, dos dólmenes y dos cistas. Recomiendo hacer ese recorrido en invierno, primero porque es un recorrido con escasos árboles y las sombras son mínimas. En días de calor puede ser bastante duro. Y, segundo, porque en algunos puntos tendremos que atravesar campos de cultivo. Al hacer la ruta en invierno, cuando el campo no tiene fruto, no haremos ningún daño.

Distancia:8,8 km
Desnivel máximo: 46 m.
Desnivel acumulado: 79 m.


- Mapa y soporte gps de la ruta
El recorrido tiene dos partes. La primera recorre la parte sur de la carretera. Conoceremos dos menhires y un dolmen. La segunda transcurre por la parte norte de la NA-132. Visitaremos un dolmen y dos cistas. Como las dos partes tienen su origen en el lugar de aparcamiento podemos hacer las rutas separadas si no disponemos de suficiente tiempo o queremos acortar el recorrido.
Km 0,00.- Dejamos el coche en un entrante a dos pistas agrarias en el punto kilométrico 23,600 de la carretera NA-132 30T x=599130 y=4710370. Si venimos desde Tafalla este entrante está a la izquierda de la marcha. Si venimos desde Larraga a la derecha.
Aquí nacen dos pistas. Tomamos primero la que va en dirección suroeste, la que queda a la derecha.
Km 0,800.- Recorremos esta pista durante 800 metros. Para los que no sean muy dados ha caminar hay que decir que la pista, aunque de tierra, está en buen estado, apta para turismos. Cuando la pista da una curva hacia la derecha, a tan solo 3-4 metros de la pista, a la izquierda del camino, se encuentra el menhir de Biorrada 30T  x=598998  y=4709679.

Localización del menhir Biorrada


Mide algo más de metro y medio, y, claramente, se encuentra desplazado del que debió ser su lugar de ubicación original. Este menhir está catalogado y fue descubierto en el año 2007 por J. Bolea.

Menhir Biorrada

Tras visitar el menhir continuamos la ruta. En este tramo no hay sendero, pero no es difícil orientarse. Lo primero que tenemos que hacer es salvar la acequia que pasa junto al menhir. Lo haremos por el lugar donde haya menos agua. En época que no sea de lluvias probablemente se encuentre seca. Yo tuve que retroceder un poco para encontrar un paso donde no me mojara.
Seguidamente avanzamos cresteando por la línea de cerros que se suceden en dirección este. De esta manera, además de no andar por los campos de cultivo, tendremos buenas vistas sobre la zona. Aún así, entre cerro y cerro, tenemos que atravesar algún que otro campo de cultivo.

Línea de cerros cuyas cimas se recorren en la ruta

Km 2,00.- Pronto veremos otra pista 30T x=599601 y=4709345. Una vez llegamos hasta la pista, seguimos primero a la derecha, en dirección suroeste. A 275 metros hay que tener cuidado pues en el pequeño alto que hay a la derecha, a unos 20 metros de la pista, está catalogado el dolmen de Sancho Martín 30T x=599492 y=4709105. Fue descubierto en 1997 por Javier Armendáriz y Javier Nuin. No queda mucho del dolmen, si bien se aprecian piedras que asoman de lo que debe de ser el túmulo del dolmen y una roca más grande en el centro que, seguramente, perteneció de la cámara funeraria.

Dolmen de Sancho Martín

Pero mereció la pena acercarse aquí, pues me llamó la atención otra gran roca aislada que se encontraba a 46 metros al suroeste del dolmen, en el terraplén de otra pequeña elevación. Esta roca parece trabajada por mano humana, por lo que no es muy probable que nos encontremos ante otro menhir 30T x=599452 y=4709080.

Posible menhir en las cercanías del dolmen de Sancho Martín
El monolito mide 2,80 x 0,72 x 0,34 m. y se encuentra tumbado, también desplazado sobre el lugar que debió ocupar originariamente. No aparece en el catálogo de monumentos megalíticos de Navarra, lo cual por otra parte no me extraña ya que me consta que esta zona no ha sido prospectada de manera metódica. De todas formas comunico el hallazgo de este monolito para su posible confirmación como monumento megalítico.

Seguidamente volvemos a la pista y ahora vamos hacia la izquierda, hacia el noreste, desandando lo andado. Continuamos por la pista.
Km 3,600.- Para volver al coche solo nos queda continuar la pista que, tras dar un pronunciado giro a la derecha y otro a la izquierda, llega a un cruce 30T x=600127 y=4709906. Aquí seguimos a la izquierda.
Km 4,760.- A poco más de un kilómetro está el coche. Pero no acaba aquí la ruta. Ya que nos quedan por conocer dos cistas y un dolmen.

- Continuación de la ruta megalítica entre Tafalla y Larraga

RUTA MEGALÍTICA ENTRE TAFALLA Y LARRAGA 2/2

- Ruta megalítica entre Tafalla y Larraga, parte primera.


Gurrutxo del corral de las cabras


Tras haber visitado en la primera parte de la ruta varios monumentos megalíticos, ahora vamos a la búsqueda de las cistas del corral de las cabras. Para ello tendremos que cruzar la carretera con cuidado para coger otra pista agraria que asciende dirección noroeste 30T x=599079 y=4710392.
Km 5,290.- Llegamos a un collado. Giramos a la izquierda el camino de acceso a lo que era el corral de las cabras.
Km 5,450.- Poco antes de llegar al corral de las cabras, en el alto que hay a la derecha, a tan sólo unos metros del camino, encontramos una cista conservada en muy buen estado 30T x=598819 y=4710678
Cista del corral de las Cabras


Se puede apreciar perfectamente la caja formada con lajas de piedra que en su día contuvieron las cenizas de los inhumados. Esta zona, fue un cementerio, ya que están catalogadas otras cistas de las que sólo pude localizar otra más. Probablemente las demás están perdidas o tapadas por la vegetación o la tierra. ¿Quienes fueron los inhumados en estas cistas? Difícil saberlo. Las cistas se suelen asociar a enterramientos de incineración de la Edad del Hierro. Como curiosidad decir que a dos kilómetros de este alto de las cabras está el poblado de la Edad del Hierro del Castellón de Larraga. ¿Pudo ser este el cementerio del poblado? Es poco probable ya que los cementerios de los poblados de la Edad del Hierro solían estar más cerca de los lugares de habitación
Desde la cista  se tiene una excelente panorámica hacia el oeste, con Larraga en primer plano, y más atrás la emblemática sierra de Montejurra.
Muy cerca de la cista está el corral de las cabras. Llama la atención la rústica bóveda de piedra del gurrutxo, refugio de pastores, auténtica muestra de arquitectura y patrimonio rural. Es una pena que no se consolide ya que se está cayendo.
Gurrutxo del corral de las cabras

La otra cista que localicé está en peor estado. Se encuentra a 165 metros al noroeste de la anterior, a mayor cota de altura 30T x=598745 y=4710825. Lo único que se aprecia es una acumulación de piedras con alguna laja formando ángulo. 
Restos de otra de las cistas del corrar de las cabras

Por último, podemos visitar el dolmen de Judongo 30T x=599549 y=4710804. Se encuentra a 700 metros hacia el este del alto de las cabras. No hay camino claro y, además, hay que atravesar necesariamente campos de cultivo, por lo que es recomendable en este caso hacer la ruta en invierno para no perjudicar los sembrados. Para llegar hasta el dolmen lo mejor es seguir el track que se acompaña  a esta ruta, puesto que si no es difícil localizarlo. Lo que queda del dolmen son varios grandes megalitos, desplazados de tal manera que ya no forman la cámara funeraria. La cámara funeraria probablemente estuvo en una pequeña depresión que hace el terreno entre las grandes piedras. Desde el dolmen se tiene una buena panorámica. Al sur se puede ver el Moncayo en días claros. Al norte Artajona y al oeste Montejurra.
Dolmen de Jugondo. Al fondo Artajona

Km 8,820.- Tras visitar este último monumento megalítico, volveremos de nuevo a la pista que nos llevó a las cistas y de aquí bajaremos hacia la carretera y al coche.
- Mapa y soporte gps de la ruta

Búsqueda de rutas

Datos personales

Mi foto
Historiador y guía turístico. Autor de "Guía arqueológica de Navarra", "8 planes originales para conocer Navarra", "Tesoros del arte y de la historia de Navarra" y coautor de "Cuando las cosas hablan". Colaborador de las revistas "Conocer Navarra" y "Pyrenaica". Youtuber con más de 1.300 vídeos de contenido cultural. He publicado más de 300 rutas senderistas en la red con más de 2.700 kilómetros de recorridos.